Fichas de plantas

                                
Existe evidencia fósil de helechos de entre 345 y 395 millones de años de antigüedad





Helechos decorativos


Existen pocas plantas tan decorativas como los Helechos, no necesitan de floración ni de grandes hojas ornamentales, son, por si solos, enormemente decorativos. Un Helecho colocado en un rincón de una habitación siempre dará una nota de belleza y vida.

En el caso del Helecho Nephrolepis, resulta uno de los más conocidos y por lo tanto más utilizados en la decoración de interiores.

Es perfecto para dar un toque elegante presentado tanto sólo como combinado con otras plantas, con o sin flor.

Cuando se utilice como aderezo decorativo en una mesa o en algún rincón de una estancia, por un corto periodo de tiempo, hay que cumplir unos requisitos básicos para que no padezca un parón en su desarrollo: aportarle en lo posible una buena dosis de humedad e iluminación y devolverla lo antes posible al lugar donde se aloja habitualmente.






Los Helechos


Dentro de estas interesantes y decorativas plantas nos encontramos con una enorme cantidad de especies y variedades muy adecuadas para cultivar en interior, aunque también prosperan bien al aire libre.
En general los Helechos no se desarrollan bien en ambientes con luz demasiado escasa, lugares mal ventilados, corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura.
Son originarias en su mayoría de zonas tropicales de todo el mundo por lo que requieren de una elevada humedad ambiental.
El mayor problema que plantea el cultivo de estas delicadas plantas, deriva de los efectos de una atmósfera cálida y seca.

Esta delicadas plantas poseen frondes (conjunto de hojas o ramas) más bien delgados incapaces de almacenar mucha agua. Esto hace que los frondes sean muy susceptibles de deshidratarse cuando se los expone durante mucho tiempo a una atmósfera con falta de humedad.

Rociando los Helechos con un vaporizador dos o tres veces al día en zonas con veranos muy cálidos, se contribuirá a atenuar el problema de la deshidratación, puesto que al cubrir los frondes con una película de agua, se reduce la pérdida de ésta por parte de la planta.

Los Helechos son plantas vivaces que no florecen y por lo tanto no poseen semillas, pero producen esporas para su propagación en la parte inferior de algunas hojas. Estas esporas son como motas de polvo y presentan una gran dificultad para realizar la multiplicación por medio de este sistema, es realmente un trabajo para profesionales.

La fórmula para obtener nuevas plantas de la mayoría de Helechos lo más fácil es dividir cuidadosamente la mata entera en dos mitades. Se plantan ambas mitades en macetas separadas y se tratan como si fuesen plantas establecidas.


Asplenium nidus 'Osaka'

(Asplenium rizado)


La forma es idéntica a la planta tipo (Asplenium nidus), pero con la diferenciación del ondulado de sus hojas que hace de esta planta sea realment

e original. Por lo general, esta especie es más resistente que la mayoría de los helechos de interior.


A medida que la planta crece, va aumentando el tamaño de sus hojas y con ello la dimensión de la roseta lo que acrecienta su belleza.


Este Nido de Ave posee frondes brillantes, estrechas, como tiras de color verde manzana, más o menos onduladas, que parten de un grupo central de hojas. Los frondes forman una roseta de hojas arqu

eadas muy decorativas para adornar ambientes bien luminosos de interior. Es perfecta para desarrollarse en jardines húmedos y no soleados, en los que en invierno no exista el peligro de heladas.


De primavera a otoño hay que abonarla cada dos semanas con un poco de fertilizante estándar disuelto en el agua de riego.


Si la planta está dispuesta en una habitación con calefacción, hay que pulverizar con cierta frecuencia sus hojas para que mantenga una oportuna humedad. Es importante saber que para los helechos, un ambiente húmedo es fundamental.


No necesita de una poda propiamente dicha, es suficiente con eliminar las frondas que se van secando.


La propagación no siempre es posible, ya que no se pueden desarrollar rosetones nuevos de hojas a partir del rizoma en ambientes de interior, y que germine a través de esporas es labor muy compleja que hay que dejar en manos de viveristas.





© Mis helechos