Fichas de plantas

                                
Existe evidencia fósil de helechos de entre 345 y 395 millones de años de antigüedad





Helechos decorativos


Existen pocas plantas tan decorativas como los Helechos, no necesitan de floración ni de grandes hojas ornamentales, son, por si solos, enormemente decorativos. Un Helecho colocado en un rincón de una habitación siempre dará una nota de belleza y vida.

En el caso del Helecho Nephrolepis, resulta uno de los más conocidos y por lo tanto más utilizados en la decoración de interiores.

Es perfecto para dar un toque elegante presentado tanto sólo como combinado con otras plantas, con o sin flor.

Cuando se utilice como aderezo decorativo en una mesa o en algún rincón de una estancia, por un corto periodo de tiempo, hay que cumplir unos requisitos básicos para que no padezca un parón en su desarrollo: aportarle en lo posible una buena dosis de humedad e iluminación y devolverla lo antes posible al lugar donde se aloja habitualmente.






Pellaea rotundifolia

Nombre común: Helecho botón

Se trata de un hermoso Helecho pequeño de tallos curvados hacia abajo, delgados pero fuertes, que se mantienen erguidos alrededor de la base de la maceta.
Estas pequeñas plantas rizomatosas crecen silvestres en distintas partes del mundo.

Su apariencia no es la de un típico Helecho; las oscuras hojuelas verdes son redondeadas y los bordes levemente dentados.

No obstante, sus frondas como la mayoría de los Helechos, forman una roseta espesa y arqueadas; esta característica la hace ideal para cestas colgantes.


Se riega de forma abundante, de manera que el compost se mantenga siempre húmedo; es de vital importancia que el sustrato no se seque nunca por completo, aunque tampoco dejar que permanezca empapado.

En climas cálidos estas plantas pueden seguir creciendo en los meses invernales, en lugar de tener un periodo de descanso.

Es fácil de cultivar y no exige demasiados cuidados, lo único que puede constituir un inconveniente es que no le agrada que le quede agua fría sobre sus hojas, por lo que se debe escurrir bien el agua sobrante del riego.

En marzo se puede dividir la Pellaea si ha crecido demasiado, cortando a través de los carnosos rizomas si es necesario.

0 comentarios:


© Mis helechos